AULAS ESTABLES: ESCOLARIZACIÓN COMBINADA A TIEMPO COMPLETO

El modelo de aula estable es un modelo inclusivo en el que los alumnos con diferentes discapacidades, escolarizados en modalidad de Educación Especial, comparten espacios, vivencias y actividades en entornos inclusivos en centros educativos ordinarios. Se plantea un programa conjunto de trabajo entre el Centro de Educación Especial JUAN XXIII-Buenafuente, en el cual se desarrolla un trabajo más individualizado, y el centro de acogida, en el que se atiende prioritariamente a objetivos de comunicación, interacción social y objetivos curriculares en entornos más “normalizados”.

El fin y el objetivo fundamental es aprender y vivir todos juntos como la vía que abre la opción de disfrutar de muchas oportunidades, relacionarse con iguales, acceder a actividades normalizadas, etc. Sin una inclusión real, no puede haber una consideración plena de persona, ciudadano y miembro de pleno derecho de nuestra sociedad. Buscamos un impacto positivo en la vida de las personas. Actualmente el Colegio JUAN XXIII-Buenafuente cuenta con tres aulas estables en centros ordinarios: Nuestra señora del Buen Consejo, Divina Pastora, y Nuestra Señora del Pilar.

El modelo de aulas estables ofrece a los alumnos con discapacidad intelectual la posibilidad de relacionarse con personas de su edad sin alteraciones en el desarrollo en entornos naturales de aprendizaje y beneficiarse de modelos normalizados de conducta, comunicación, relación social, al mismo tiempo que permite al centro ordinario potenciar el desarrollo de valores de respeto a la diferencia y actitudes de cooperación, compañerismo y empatía.