La preparación durante toda la semana fue divertida, pero el día 30 fue emocionante y terrorífico. Tuvimos disfraces, dulces de halloween, fiesta y música.

Además, los mayores del colegio nos sorprendieron con un pasaje del terror, en el que ellos eran los principales protagonistas. ¡Se conviertieron en auténticos actores!

Fue la primera fiesta de este curso y la disfrutamos mucho.